lunes, 27 de enero de 2014

Mala pieza

- ¡Mala pieza! - exclamó ella, mientras se oía cómo caían uno a uno todos los hilos de su costurero.

- Yo no he sido - dijo una voz risueña.

- ¡Cómo te coja vas a ver! - le respondió.

Pese a su edad avanzada, siempre lo cogía de un revuelo, y lo reñía cariñosamente por haberle desmontado su más preciada caja de herramientas. Y el pequeño, travieso, se dejaba querer. Los lunes, miércoles y viernes de cada semana.

Ella es una pieza de mi puzle personal, y uno de los primeros recuerdos de mi hijo Arnau. Hoy se cumplen dos años desde que nos dejó. Y sólo puedo darle las gracias. Si pudiera mirar por la ventana de nuestra casa en Noruega, como hacía en Barcelona, estoy segura de que le encantaría.

¡Hasta siempre, abuela!

viernes, 24 de enero de 2014

Prioridades

Esta semana he empezado el curso intensivo de noruego. Seis horas a la semana más la hora del språkkafe. Estoy empachada de idioma, pero es necesario para poder integrarme plenamente aqui. El curso está muy bien porque solo somos siete, y la profesora trabaja mucho la expresión oral. Muchas veces cuando hablo noruego me siento como si tuviera un polvorón en la boca, o como el famoso sketch de Carlos Sáinz de "Arráncalo". Pero nada, a seguir echándole horas, y espero que a finales de febrero, cuando finalice el curso, ver resultados.

Hoy ha sido un día más relajado. He ido al Morsom Fredag, y he estado charlando con otras mujeres como la semana pasada. La verdad es que hemos hablado mayoritariamente en noruego, y el ambiente ha sido distendido, alegre e informal.

Ayer en el curso de noruego debatimos un tema muy interesante: Las nueve cosas que los padres noruegos creen que deben aprender sus hijos. Las enumero por orden de importancia.

1.- Ser responsables (92%)

2.- Ser independientes (88%)

3.- Ser educados (75%)

4.- Ser tolerantes (66%)

5.- Tener fantasia (36%)

6.-  A ser obedientes (26%)

7.- A ser ahorradores (14%)

8.- A tener una creencia religiosa (12%)

9.- A trabajar duro (11%)

(Fuente: Libro "Stein på Stein")

La lectura de este listado permite hacerse una radiografía de Noruega, y cómo son las personas que integran el país. Es un hecho notorio que aqui los niños son muy independientes y autónomos. Y eso empieza a la temprana edad de los seis años, cuando el pequeño pasa de la barnehage a la skole. Va y vuelve a la escuela solo. Asimismo, cuando alcanzan la adolescencia la mayoria de los jóvenes trabajan en empleos a tiempo parcial en hoteles, restaurantes, supermercados, call centers... 

También es curioso que apenas le dan importancia a la obediencia ni al trabajar duro, temas que creo que España son más recurrentes, o que más padres y madres esperan de sus hijos.  En Noruega, se cria a los retoños en libertad, pero dentro de los parámetros de la responsabilidad, educación y la tolerancia.


Este listado se acerca bastante a mi manera de pensar. La única idea que no entra en mi  cabeza como prioridad es la de la importancia de tener una creencia religiosa. Aunque obviamente, si mis hijos la tuvieran lo respetaría.  Y por último, quizás en mi escala de valores le doy una importancia mayor que en la encuesta. a la tolerancia y al tener fantasia 

Y a vosotros: ¿Qué os parecen estas prioridades? ¿Encajan con vuestro esquema educativo. o son diferentes? Si os apetece opinar: ¡Adelante!

¡Hasta la próxima!

PD: Encantada de haber podido colaborar esta semana con Tela de Abrazos. Si pincháis aquí me podréis leer. Gracias, Margaret




viernes, 17 de enero de 2014

¿Café o té?

Voy haciendo mis pinitos con el noruego. La semana que viene empiezo un curso intensivo de nivel intermedio de seis semanas de duración. También he comenzado a ir al språkkafe de la biblioteca del centro (la imagen es de la web del Ayuntamiento). Os cuento de qué va la cosa.


Ayer fue mi primer día. Primero nos presentamos todos los asistentes, y después ¡Qué empiece el juego! Nos dividieron en tres grupos de seis personas, y se trataba de ir describiendo una palabra y que los demás miembros de la mesa la adivinaran. Todo 100% en noruego, así que perfecto para obligarse a hablarlo. Había gente de todas las nacionalidades, y cada grupo estaba supervisado por un empleado de la biblioteca. Además nos pusieron galletas, y café o té para beber. Todo gratuito. En Trondheim hay númerosos språkkafe en horario de mañanas y de tardes. Por las tardes, uno de los más populares es el que hacen en el bar multieventos  de la ciudad Ila Brainnstasjon, pero por horario no me va demasiado bien ir.

Y hoy he podido conocer un centro de información para inmigrantes en la ciudad. Su nombre Dialogsenteret. Asesoran en cualquier duda que puedas tener sobre vivir en Trondheim. En mi caso, hoy he ido a disfrutar de un "Morsom Fredag"  (Viernes divertido) con otras mujeres que están en una situación parecida a la mía.

Imagen del grupo de facebook

Nos hemos presentado brevemente cada una de nosotras. Y luego ha empezado una charla entre todas sobre costumbres noruegas, comparándolas con las de nuestros países de origen. Había una voluntaria noruega que nos ayudaba con el idioma, y también aportaba mucha información sobre el país. Todo acompañado de galletas, un pastel casero muy rico, y café o té.

También ha venido un rato un policia de Trondheim, y nos ha explicado cómo funciona el acceso al cuerpo. Es muy diferente que en Barcelona, porque aquí los aspirantes deben estudiar tres años en la Universidad para optar al puesto. Precisamente sobre este tema, Josep Sala, de quién os hablaba hace pocos días, escribió un artículo muy interesante en su blog. Os invito a leerlo pinchando aquí

Por último,  ha dado tiempo a expresar nuestros sentimientos como inmigrantes, y cómo se nos percibe en Noruega (esto os lo contaré en otra entrada).

Cambiando de tercio, los peques ya vuelven a estar inmersos en la rutina. A Adrià se le ha pasado el síndrome post-vacacional, y vuelve a ir feliz a la escuela. Ayer me dijo la maestra que están contentos con su evolución, y que hace pocos días cantó una canción entera en noruego en clase.

Por su parte, Arnau está muy ilusionado con una fiesta que hacen el lunes en la barnehage a los  mayores. Suben al segundo piso del edificio, y les montan un simulacro de playa. Les han pedido que lleven bañador, toalla, chancletas y unas gafas de sol. De menú salchichas y helado. También les pondrán zumo en vasos con sombrillita tipo los resorts del Caribe.

Por último, os dejo con una afición noruega muy divertida de nombre Iskarusell (Carrusel de hielo) Podéis ver un vídeo ilustrativo aquí. Espero probarlo algún día.

¡Hasta la próxima!


lunes, 13 de enero de 2014

One Lovely Blog Award

El viernes fue un buen día. Tras el susto del jueves, fue un gustazo recibir un One Lovely Blog Award de la mano de La Furgoteta. Una familia viajera por excelencia. Ahora mismo deben estar rumbo a Vietnam. Os recomiendo que paséis por su blog. Seguro que os quedáis. Grandes experiencias, y frescura y naturalidad en cada una de sus entradas.

Los deberes al recibir el premio son explicar diez cosas sobre mí, y/o también sobre el resto de la familia.  Haré un mix. Los que leéis el blog ya sabéis unas cuantas, pero ahí va la lista. Pido disculpas de antemano si me repito demasiado.

1.- ¿Quiénes somos las mariposas? Somos una familia de cuatro viviendo en tierras noruegas. A Pau le surgió una oportunidad laboral, y, tras mucho pensar, aquí estamos. Él llegó a finales de febrero del año pasado a Trondheim, y los niños y yo tres meses después.

2.-  ¿Qué nos une como familia?  Las pequeñas cosas de la vida: Ir de excursión, ver una película con palomitas,  hacernos cosquillas en la cama, o comer juntos tortitas el fin de semana. La verdad es que no pedimos mucho más a la vida. Aunque si algún día nos toca la lotería, no le haremos ascos jeje.

3.- Nuestro lema: Carpe diem. Aunque a veces pueda ser difícil, intentamos ser ser felices con lo que tenemos. Eso no quiere decir que no haya días malos ni situaciones difíciles. Pero Pau y yo intentamos transmitir a los niños el ser positivos, y disfrutar del  momento.

4.- Defectos: Aunque no lo parezca, porque no es algo que exteriorice con los demás, soy nerviosa. A veces aprieto los dientes por la noche. Arnau ha salido más a mi en ese sentido. En cambio, Pau y Adrià son la parte tranquila de este equipo.

5.- Virtudes: No darme por vencida. De esta manera puedo experimentar muchas cosas buenas y no tan buenas, pero que me curten como persona. En casa, los cuatro somos del mismo palo. Cada uno a su manera, pero algo que nos define es que somos luchadores.

6.- Aficiones: Me apasiona escribir. El blog, o mis historias propias. Acabo de empezar un curso de escritura creativa por internet, y lo estoy disfrutando como una enana. Arnau siempre está intrigado, y dice que me quiere ayudar a teclear las palabras.

7.- Ritmo: Disfruto mucho con la música. Mi grupo preferido, Placebo. A Pau también le gusta, pero los niños prefieren otro tipo de música. Aún no los he convencido ;)

8.-  Socialización: Me encanta estar acompañada. Si que hay momentos en que  reconozco que me gusta estar sola, pero la verdad es que prefiero estar con gente. Mi familia por supuesto ( y también aquí incluyo a mis padres y hermanos), y los buenos amigos. Pau y Arnau prefieren la tranquilidad, y Adrià ha salido más a mi. Le va la juerga.

9.- Retos: De momento tengo uno, que me lleva bastante tiempo. Aprender noruego. La evolución es positiva, pero aún me queda camino. Si surgen más, no me importa.

10.- Sueños: Sueño con volver a ejercer la abogacía algún día. Pero no me cierro a nuevas experiencias. También me encantaría poder trabajar en una radio o ser maestra por ejemplo. Mis niños de momento no sueñan con nada en concreto, pero el mayor dice que quiere ser siempre pequeño. En cambio, el pequeño cada día que se levanta pregunta si vamos al supermercado. Cada loco con su tema.

Ya paro de hablar de mí / nosotros.  Y paso a  lanzar el testigo a Yolanda del blog Aquí ho deixo dit, una mujer natural, valiente y llena de energía, que dice las cosas tal y como las piensa en su blog. Si lo visitais os robará el corazón. Además podréis conocer a su familia, un montón de buena música y otras historias. Doy fe. Para tí mi One Lovely Blog Award.

¡Hasta la próxima!








viernes, 10 de enero de 2014

Urgencias y soledad

Ayer tuvimos nuestra primera experiencia en el médico. Mientras estaba en la biblioteca, recibí una llamada de la barnehage. Arnau se había caído de un columpio y tenía un corte pequeño en la cabeza. No parecía nada grave, pero como vieron que media hora después de la caída estaba muy cansado, prefirieron llevarlo al hospital. Quedamos que nos encontraríamos en la recepción del hospital. 

Me faltó tiempo para recogerlo todo, y fui volando a coger el bus. Llegué en un cuarto de hora. Pero me empecé a sofocar cuando vi el número de edificios que había. Venga a leer carteles y a intentar entenderlos. Mi cerebro iba a mil por hora traduciendo, y a la vez tenía los nervios de toda madre. En ese momento, supe que no es tiempo perdido las horas que le estoy dedicando al noruego. Y eso que aún me queda camino por recorrer. 

Finalmente, encontré el pavellón de los niños, pero tampoco estaban allí. Llamé a la barnehage. Me dijeron que estaban en urgencias,  y me dieron el teléfono del asistente que estaba con mi pequeño. Me llamó él antes, y me dijo que estuviera tranquila. Todo estaba bien, y ahora una enfermera me venía a buscar para llevarme al sitio correcto. Un detallazo. Creo que ella me reconoció por mi aspecto de desesperación. 

Cuando llegué, ví que Arnau estaba asustado como un pajarillo. Se me abrazó con todas sus fuerzas y no me soltaba. El asistente, muy amable, había hecho el alta para que lo atendieran, y me ayudó a presentarme al personal médico. Luego él volvió a la escuela, y nosotros dos nos quedamos en la sala de espera.  

A los cinco minutos, nos llamaron a través del megáfono. Nos atendió una enfermera muy agradable. Le comenté en noruego que si bien podía mantener conversaciones cortas, si me podía hablar en inglés. Y le dije la verdad: Para cosas técnicas mi nivel del idioma aún no me alcanza. Me contestó que ningún problema. En aquél momento, a Arnau le dio un bajón y se puso a llorar desconsolado. Le regalaron una peonza brillante chiquitina, y jugando y con unos mimos, se le pasó enseguida.



A continuación, la enfermera le midió la tensión y nos hizo unas preguntas. Luego salíó el doctor, y nos dió la mano a las dos. Eso a mi pequeño le hizo sentirse muy especial. Nos hizo algunas preguntas más, le miró la cabeza, y nos dijo que estaba todo bien. También nos dio un protocolo a seguir, y de receta: Relax toda la tarde. Por cierto, al ser niño no tuvo que pagar la visita al hospital.

Volvimos a la barnehage a dar las gracias, y a recoger a Adrià. Los niños salieron a ver a Arnau, y él se puso contento. Por la tarde, estuvimos los tres holgazaneando en casa, y cuando llegó Pau cenamos todos juntos, y a la cama

Antes de que se me olvide: Esta semana tuve el placer de conocer a Josep Sala del blog Des del Fiord. Tomamos un café, y me estuvo dando buenos consejos y compartimos experiencias. Él lleva unos años aquí y es maestro en una escuela de Trondheim. Un placer, sin duda.

Y para acabar un poco de música que me inspira...Soledad de Joaquín Sabina. Desde que estoy aquí es un sentimiento que, a veces me inunda. Pero mi vena revolucionaria está ahí, cuál guerrera, tratando de combatirla.


¡Hasta la próxima!






martes, 7 de enero de 2014

Elvis y otras locuras

¿Año nuevo, vida nueva? Lo cierto es que se podría decir que he empezado el 2014 con el pie izquierdo. Desde que llegué de Barcelona primero tuve que lidiar con un constipado. Después le tocó el turno a un virus intestinal, que, por suerte, parece que ya tiene las horas contadas. Y como estoy mejor, empiezo a volver a ser la persona inquieta de siempre. 

Remirando en internet, he descubierto una web (Monda) muy interesante y divertida sobre la socialización en Noruega. Además si sois usuarios de Facebook y pincháis aquí podréis acceder a su grupo. Cuelgan viñetas divertidas, y además ponen calendario de charlas y conferencias sobre el tema. Curioso.

También me he apuntado a un taller on-line de escritura creativa. Hice uno presencial en las Cotxeres de Sants hace un par de años con la misma gente, y me encantó. Además estoy echando el ojo a cursos de noruego. Con un poco de suerte puedo empezar uno intensivo antes de lo previsto.

                                    Vuelvo a tener carpeta de estudiante ;)

Cambiando de tercio, reconozco que en casa aún vamos a ralenti tras las vacaciones. Cuesta mucho levantarse a las 6,30h los días laborables. Así que las mañanas de lunes a viernes no son precisamente de la Casa de la Pradera por el momento. Nos levantamos todos muy perezosos, especialmente el pequeño. Por la noche no quiere dormir: Que si tengo pipí, quiero agua, me cambio los pantalones del pijama, quiero mas cuentos...Y está un poco peleón. Cuando lo dejo en la barnehage se enfada bastante. Y aunque se le pasa rápido y sé  que sus cuidadores son un encanto,  se me queda el corazón encogido. La suerte es que al recogerlo está muy contento. El  mayor, en cambio, es meterse en la cama que se queda frito. Eso si, se acuerda mucho de Barcelona y en especial de sus primos.

Algo que me ha sorprendido al llegar a Trondheim es que no nieva, e incluso cuesta que hiele. Las temperaturas entre uno y seis grados positivos. Los chicos están impacientes por estrenar los trineos que les regalaron en Navidad en Barcelona. Parece que este fin de semana podría llegar el momento, porque se prevé una bajada drástica de las temperaturas.

Por cierto, Pau y yo también tendremos nuestro trineo. Resulta que cuando llegamos a Trondheim, el julenisse de los propietarios habia dejado algunos regalos para los enanos, entre los cuales había dos trineos. Todo un detalle. Y con lo cansados y malhumorados que llegamos del viaje, fue una inyección de buen rollo para toda la familia.  Les dejamos un dibujo de agradecimiento de los peques  en el buzón.

Mis suegros también tuvieron un detalle muy bonito estas fiestas. Cuando llegamos al piso donde nos alojamos en Barcelona, estaba todo adornado con motivos navideños. Y no faltó el tió de Nadal. Los nenes se quedaron boquiabiertos, y a Pau y a mí nos hizo una ilusión tremenda. 

Para acabar, que sepáis los fans de Elvis que estos dias estará... ¡En Trondheim!


¡Hasta la próxima!







miércoles, 1 de enero de 2014

Zombies

Ha empezado el 2014. Este último año 2013 no sabría definirlo con un calificativo, pero, sin duda ha sido un carrussel de emociones y experiencias. Buenas y malas. Decisiones fáciles y difíciles, y sobretodo la intensidad presente en todo.

Mañana los pequeños vuelven a la barnehage. Hoy están disfrutando de los regalos tranquilamente (o no) en casa, tras una semana de vacaciones en Barcelona

Regresamos ayer a Trondheim. Un viaje total. Nunca más un vuelo a las 6:10 de la madrugada. Estuvimos zombies todo el día. Echando cabezadas donde se podía. Los pequeños muy descentrados, pero en conjunto, aparte del cansancio, fue un buen trayecto. Los enanos se sentían muy importantes cuando les traían snacks en el avión y miraban por la ventana con mucho interés, y el triple de preguntas jeje.
  
El viaje de ida fue peor, porque el pequeño tenía mucha fobia con el cinturón del avión, y lloraba desconsolado. Incluso un azafato de KLM nos hizo un comentario de esos antiniños. Pero bueno, Pau conservando el buen humor le contestó muy educadamente.

Pese a eso, es una compañía que recomendamos, porque ya se ve que fue una actitud puntual e individual. Yendo a lo práctico hay bastante espacio para las piernas, los asientos son cómodos, y sirven un pequeño lunch. Y los enanos contentos con un cuento para colorear que les dieron, todo incluido en el precio.

Lo peor fue al llegar a Trondheim y enterarnos que los buses del aeropuerto al centro pasaban cada dos horas por ser el último día del año. Total que entre salir de Barcelona y llegar a casa en Trondheim pasaron doce horas, de las cuáles sólo cinco fueron de vuelo real. El resto temas de esperas en el aeropuerto. 

No hemos parado en Barcelona. Han habido muchas risas y también lágrimas. Reencuentros familiares intensos y cargados de buenos momentos, de esos que se quedan en la memoria para siempre. También hemos podido disfrutar de algunos amigos, aunque no haya sido posible ver a todo el mundo que teníamos en mente (cosa que solucionaremos durante este año) Brindis, y noticias de nacimientos en 2014. Detalles de esos que no se olvidan. Amigas que no están en su mejor momento, pero que afrontan las dificultades con energía, y de las que aprendo cosas muy valiosas.

Hemos paseado un poco por nuestro barrio de Sants (nos hemos quedado con ganas de más). Enviamos un abrazo fuerte a Cristina, Toni, Carol, y todos los que habéis hecho que nos sintiéramos aún más en casa, si cabe. 

Como cada año, ni me ha tocado el Gordo, ni la lotería catalana. Suelo jugar un décimo, y dos participaciones con ilusión, pero nada jeje. Pero estos días he tenido un regalo más preciado que es el caliu de la meva gent. Gracias a todos, los que nos hemos visto, y los que no.

Y de vuelta en Trondheim, intentando restaurar la temida o deseada rutina (según se mire) Ayer estábamos tan cansados que vimos los fuegos artificiales de la ciudad desde la cama. Poco después de las doce, roncando en familia. 

¿Qué propósitos para este año nuevo? Difícil de decir, pero creo que Amber Dusick, autora de esta viñeta, lo clava.


Por cierto, me han regalado su libro esta Navidad, y os lo recomiendo. Fácil de leer y risas aseguradas.

Y por mi parte, seguiré con el viaje de la vida como los Txarango, y aprovechando que Pau no vuelve a trabajar hasta el lunes.


¡Hasta la próxima! ¡Bienvenido 2014!